Lifestyle

¿Blackfriday?, sí o no.

En el anterior post os hablábamos de que es un Pop Up y de algunos anglicismos. En esta nueva entrada volvemos con un anglicismo que cada vez cobra más fuerza en nuestra sociedad

¿Sabéis qué es el Blackfriday? la respuesta me la sé, sí. ¿Pero sabemos que hay detrás de todo ésto?.

El Black friday o viernes negro tiene su origen en Estados Unidos. Se celebra el primer viernes después de Acción de Gracias. Su historia comenzó en los 60, momento en que el comercio minorista estadounidense quería aumentar sus ventas durante las fiestas. No obstante, la expresión Black Friday se empezó a usar con el sentido que hoy conocemos en 1961 en la ciudad de Filadelfia, cuando un boletín público alertaba del caos que se estaba produciendo en las calles de la vía pública por las rebajas del día posterior a Acción de Gracias.
Con el tiempo, surgió otra explicación al término del Black Friday, refiriéndose al término negro, a las cuentas de los comercios que pasan de estar en números rojos a negros gracias a este día.

En 50 años el consumo ha cambiado radicalmente, en los años 60 los comercios existentes eran los que se encontraban a pie de calle y cubrían todas nuestras necesidades y caprichos con un trato cercano y familiar; en aquella época no existían ni los centros comerciales, grandes almacenes, grandes multinacionales que controlan los mercados tanto online como offline. Por lo tanto la realidad hoy en día del pequeño comercio no es para nada la misma de la de aquella época.

Además lo que comenzó siendo un día, se ha convertido en una semana o incluso el mes entero, algo totalmente impensable para un comercio pequeño.

Por lo que, ¿sí o no al Blackfriday?. Las grandes marcas con sus volúmenes de venta, margenes de beneficio y muchos de ellos con sus ahorros fiscales, se lo pueden permitir, por lo que genial!! Pero exigir al pequeño comercio y marcas “pequeñas” realizar un black friday, cuando ofrecemos calidad, cercanía, exclusividad y hacemos mover la economía de nuestra comunidad a un precio justo y con margenes muy escasos todo el año es algo arriesgado, esto no hace que los números rojos se conviertan en negros, sino que los mantiene rojos.

Para concluir, el black Friday fue algo que nació para el comercio pequeño hace ya mucho tiempo cuando el consumo era completamente distinto, pero hoy día sólo beneficia a los “grandes” del mercado.

Feliz semana!!!

Os animamos a que nos dejéis vuestras opiniones y sugerencias sobre este Post.

Mila esker! Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *